SEGURIDAD

HÍDRICA

¿Qué entendemos como Seguridad Hídrica?

En Agua Capital entendemos que los ecosistemas juegan un papel fundamental en la seguridad hídrica al producir agua en cantidad y calidad suficientes. Cuando éstos pierden su integridad, es decir se degradan, dejan de brindar servicios ecosistémicos, afectando negativamente a la seguridad hídrica.  Por ello, adoptamos la definición de seguridad hídrica de la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua que la define como la capacidad de las sociedades lograr un manejo exitoso e integral de sus recursos y servicios hídricos para cubrir las necesidades de cada una de las dimensiones de la seguridad hídrica: 

  • Seguridad Hídrica Ambiental: Restablecer ecosistemas, acuíferos y ríos saludables;
  • Seguridad Hídrica Doméstica: Satisfacer las necesidades sanitarias y de agua para consumo en los hogares en todas las comunidades urbanas y rurales; 
  • Seguridad Hídrica Económica: Apoyar las actividades económicas productivas como la agrícola, industrial y energética;  
  • Seguridad Hídrica Urbana: Desarrollar metrópolis y ciudades saludables, dinámicas y habitables con una sólida cultura del agua;
  • Resiliencia ante desastres naturales: Construir comunidades resilientes y adaptables al cambio climático.

La Seguridad Hídrica es especialmente importante para una región como la Ciudad de México que genera el 23% del PIB nacional y alberga al 17% de la población del país, en el 0.4% del territorio nacional y con el 0.7% del agua del país.